SISTEMA CARNIAGO

Un nuevo sistema de municionamiento para Infantería

 Hace tiempo me sorprendió leer que los correajes utilizados por el Ejército español en la primera mitad del siglo XX se le denominaba de sistema Carniago, pero no explicaba el porque de este extraño nombre. Conforme fui profundizando en el tema me dí cuenta que era el apellido de un comandante del Ejército, y que el mencionado sistema no era el de los correajes del soldado, sino del empaquetado de los cartuchos que llevaba éste en las cartucheras.

Poco a poco fui averiguando que en octubre de 1906 se realizaron pruebas de “Un nuevo sistema de municionamiento para Infantería” (artículo de la revista “La Correspondencia Militar”, año XXX, número 8.798 del Sábado 10 de noviembre de 1906) hechas en El Espinar por el Regimiento del Rey. Dicho sistema consistía en una nueva empaquetadura de los cartuchos “Mausser y su aplicación al municionamiento de la línea de fuego ideado por el ilustrado y laborioso comandante de Infantería D. Luis Carniago Martinez.”

 El empaque ideado por el Comandante D. Luis Carniago consistía en “… un modelo de paquete, capaz para 50 cartuchos, por el cual ha de ser substituido el actual paquete reglamentario, que sólo contiene 15 cartuchos.

En el interior del nuevo paquete, cuya altura es de 5 milímetros más que la del que hoy está en uso, pero de longitud proporcionada al mayor número de cartuchos, van éstos en forma tal, que las puntas de sus balas no tienen contacto con el cartón de que el paquete está construido. En el exterior lleva una cinta formando dos asas, por las cuales puede fácilmente introducirse la mano, con el objeto que más adelante se explicará.

El correaje reglamentario en el día contiene Dos paquetes de 15 cartuchos, ó sea 30 de estos en cada una de las dos carteras de adelante y tres paquetes en la cartuchera posterior, ó sea 45 cartuchos, sumando en todo el correaje 105 cartuchos. Los 45 restantes los lleva un maletín en la mochila ó morral. Los paquetes de 50 cartuchos se alojan perfectamente en las carteras delanteras, excediendo medio centímetro en su altura, que dificulta el abrochar la tapa, pero que es muy fácil y sencillo de corregir. En la cartuchera posterior sobra un tercio de ella que excede en longitud á las otras dos, y abrocha perfectamente con un paquete dentro de 50 cartuchos. Por lo tanto, el soldado lleva en su correaje, sin auxilio de maletín, los 150 cartuchos de su dotación, más los que coloque en el sobrante de cartuchera posterior.”

Cuartel de la Montaña. Paquetes de munición sistema Carniago. Cintas para el transporte.

Cuartel de la Montaña. Paquetes de munición sistema Carniago. Cintas para el transporte.

El procedimiento para municionar se describe a continuación:

“El capitán de una compañía en combate, para municionar á sus tiradores en la línea de fuego, ordena se acerque la acémila de municiones al sitio que él determine, para descargar los cajones, abrirlos y volcarlos si el suelo no es cenagoso. Allí acudirán dos soldados por, caja, los cuales guardan tres paquetes en sus tres carteras; seguidamente se cuelgan de las muñecas los paquetes que puedan, y después de los dedos en la siguiente forma: dos en cada índice, dos en los de corazón y dos en el anular y meñique de cada mano, unidos; Corren á la línea y dejan un paquete á cada tirador. Este lo coge y lo mete en la cartela. Con la cinta rompe el cartón y procede á sacar un cargador para cargar y hacer fuego, sin preocuparse de tirar el paquete hasta dejarlo vacío de municiones consumidas en el fuego.”

Empaque sistema Carniago.

Empaque sistema Carniago.

Las ventajas de este sistema se enumeran de la siguiente forma:

  1. Aprovechar el actual correaje y los cajones de empaque de municiones. …Las experiencias verificadas han demostrado prácticamente que las dos carteras destinadas á 30 cartuchos en dos paquetes cada una, admiten 50 en un paquete, ó sean 100 entre las dos; y como la cartuchera posterior es para tres paquetes, no sólo se aloja, en ella el de Carniago, sino que sobra un tercio de lugar, donde se puede colocar por esté sistema 25 tiros más. La dificultad en abrochar la cartera de adelante, debido á que algunas de ellas tienen medio centímetro menos de altura que los nuevos paquetes, es tan insignificante, cual lo demuestra el haber en una misma construcción de correajes bastantes carteras que abrochan con el paquete de ensayo adentro. La cartuchera de la espalda no ofrece este inconveniente, cerrando con toda la facilidad, debido á ser de distinta forma que las de adelante.
  2. Suprimir el maletín de municiones, llevándose los 150 cartuchos en el correaje, sobrando la tercera parte de la cartuchera posterior.
  3. Hacer rápido el municionamiento de la guerrilla sin necesidad de alforjas ni otra mecánica portátil; pudiendo un solo hombre municionar á 15 ó 20 dando un paquete de 50 cartuchos por plaza. …La cinta sólo sirve para conducir el paquete de municiones desde el parque ó las acémilas al tirador; una vez en poder de este no es tan indispensable para romper la envoltura, que al fin es de cartón.
  4. Los cartuchos están imposibilitados para descansar sobre la punta de las balas. … la disposición en que van alojados dentro del paquete, que puede decirse entran unos entre otros á manera de cuña, y todos sabemos leyes que rigen á ésta, considerada su mecánica como máquina simple, por lo que la, resistencia no obra sobre la arista, que en caso son las puntas de las balas, sino perpendicularmente á las caras, ó sea en el macizo del cargador, impidiendo que las balas toquen al cartón, lo que hace los paquetes tengan medio centímetro más de altura que los actualmente reglamentarios, y que sea preciso romperlos para que se abran paso los cargadores y las balas lleguen al cartón.
  5. Por ningún concepto ocasiona mayores gastos la reforma. … no precisando nuevos correajes ni cajones, sino por el contrario, sobrando de ambos materiales para la dotación en día reglamentaria, tanto para el individuo como para los envases. Ocurre lo mismo con el cartón de envoltura; pues representando cada, paquete de 50 cartuchos, tres de á 15, más un cargador, y metiendo en la capacidad de dos de á 15 uno de 50, prueba á las claras sobra cartón. Que puede suprimirse el maletín de municiones. Que es facilísimo y rápido el municionamiento por unidades de 50 cartuchos, lo que ocasiona poder valerse de los recursos según se proporcionen, para dar 50, 100 ó 150 cartuchos por plaza.
Milicianos en el Asedio de Toledo portando empaques sistema Carniago.

Milicianos en el Asedio de Toledo portando empaques sistema Carniago.

Milicianos municionando.

Milicianos municionando.

Así que después de tres años de ensayos y ejercicios se proclamó reglamentario en el DIARIO OFICIAL, año XXII, número 84, tomo II, página 189, de 17 de abril de 1909:

 ESTADO MAYOR CENTRAL DEL EJERCITO

Armamento y municiones

Circular. Excmo. Sr.: En vista del favorable resultado obtenido en los ensayos realizados durante las Escuelas prácticas de Infantería de 1907, con el sistema de empaque de cartuchería Mauser de que es autor el comandante de Infantería D. Luis Carniago y Martinez; atendiendo á que los informes de los jefes de los cuerpos coinciden en apreciar que el referido sistema reune sobre el actual las ventajas de adaptarse al equipo con más comodidad para el soldado, facilitar la distribución de municiones en el combate y permitir el aumento de la dotación regimental sin modificar el sistema reglamentario de conducción y transporte; teniendo en cuenta los informes emitidos por la Pirotecnia militar de Sevilla y fábrica de armas de Toledo, y de conformidad con lo propuesto por la Junta de municionamiento y material de transporte de las fuerzas en campaña, el Rey (q. D. g.) ha tenido por conveniente disponer se declare reglamentario el sistema de empaque indicado, compuesto del cajón de municiones para 1.600 cartuchos, propuesto por la Junta, distribuidos en 32 paquetes Carniago, cuyos modelos que se publican ‘adjuntos, substituirán al aprobado por real orden de 8 de abril de 1905 (C. L. núm. 75).

Es asimismo la voluntad de S. M., que la Junta de municionamiento y material de transporte de las fuerzas en campana, estudie y proponga el medio de ceñir á los bastes las cajas de municiones, sin variar en nada el modelo aprobado, con objeto de evitar las oscilaciones que suelen producirse en las cargas á lomo cuando se emplean aires vivos en la marcha.

De real orden lo digo á V. E. para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde á. V. E. muchos años. Madrid 16 de abril de 1909.

LINARES

Señor…..

Los modelos de referencia se publicarán en la Colección Legislativa.

Empaque sistema Carniago.

Empaque sistema Carniago.

Soldado republicano con munición extra. Casa de Campo. Octubre de 1936.

Soldado republicano con munición extra. Casa de Campo. Octubre de 1936.

Miliciano en la sierra de Madrid.

Miliciano en la sierra de Madrid.

Guardia de Asalto en el Asedio al Alcazar de Toledo con empaque sistema Carniago.

Guardia de Asalto en el Asedio al Alcazar de Toledo con empaque sistema Carniago.